Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Felaciones filantrópicas

Recuperando textos antiguos.....

"Felaciones filantrópicas"





La primera vez que le comí la polla a un discapacitado tenía 22 años yo y 22 años él. Fue durante los juegos paralímpicos de Barcelona 92. Yo andaba parada en todos los aspectos de mi vida, a nivel laboral y a nivel de estudios, ya que era incapaz de hacer rodar ninguna asignatura en mi favor, más al contrario, la universidad me engullía con sus colmillos afilados y cualquier relación con los libros que no fuera la lectura de novelas me provocaba disgusto y antipatía. Me convencí que lo mejor para pasar mi tiempo en desuso y mortificado por mi parálisis vital y sacar algo de provecho era colaborar con mi ciudad en tal importante evento. A mi inglés le iría cojonudo y a mi ego de muchachita descarriada, también.

Él era americano, original de un pequeño lugar del estado de Wisconsin, de pueblo como las amapolas, guapo, fuerte, rubio y en silla de ruedas. Jugaba al baloncesto y de vez en cuando a sonreírme tímidamente mi…

Entradas más recientes

Capítulo XIV "Uno más uno nunca es demasiado"

De espaldas al mar. Capítulo XIII "Una vez más"

Capítulo XII Siempre hay un corazón que rescatar

Capítulo XI Pero ¿y si duele?

Capítulo X. El cubo de Rubik