NADA QUE DECIR

Y de repente, no tienes nada que decir
Y nunca has tenido nada que decir
Estás aquí porque no tienes nada que decir
Abres el Facebook, miras las fotos, tus propias fotos, lees comentarios, alguna noticia
Pero sólo te imaginas temerosa mirando a escondidas por una ventana mal iluminada y mirando, mirando el vacío
El que hay pero no ves tras lo que dices, piensas y sientes
Sintiendo el sentido de lo que no tiene sentido
Vacío
Vacía
Salta
Cierra tus ojos, tapa tu nariz y sumérgete hasta el fondo del agua helada y cristalina que  rompes con tu brusquedad
Y no respiras pero abres tus ojos y ya todo es azul y está vacío
Y de repente, cuando entiendes que no tienes nada que decir

Estás en paz

Entradas populares